¿Cómo limpiar zapatos de ante?

como-limpiar-zapatos-ante

Los zapatos de ante son uno de los complementos más recurrentes durante la temporada de otoño-invierno. Aunque también podemos encontrar zapatos o bailarinas en primavera fabricados con este material. Sea como sea, ¿quién no tiene un modelo de ante en el armario? Es un calzado precioso y versátil por el toque que le da este tipo de piel, pero tras varios usos te preguntas: ¿Cómo limpiar los zapatos de ante? 

El ante puede estropearse fácilmente con un uso diario. Por eso es importante cuidar de forma regular este tipo de calzado para que las manchas o la suciedad no penetren demasiado en la piel, ya que cuanta más suciedad acumulen más difícil será que queden como nuevos.

¿Quieres saber cómo limpiar zapatos de ante? Sigue los trucos de Cortés Zapaterías. 

Manchas de barro y polvo 

El barro y el polvo son de las manchas más comunes al vestir a diario nuestros zapatos de ante. Antes de ponerte manos a la obra para dejar perfecto tu calzado es importante rellenarlo con papel de periódico. Así evitaremos deformar nuestro apreciado modelo de ante al empezar la limpieza.

Una vez que lo tenemos preparado, ¡comenzamos!

Cepillo

Un básico para limpiar nuestros modelos favoritos es un cepillo especial para zapatos de ante. Tener a mano este accesorio nos ayudará a mantener nuestro calzado a punto diariamente. 

Normalmente, los cepillos especiales tienen unas cerdas sintéticas muy suaves que están diseñadas para cuidar los modelos de este material, pero es importante cepillarlos en el sentido de la piel, para que el ante siga suave como el primer día. 

La suciedad provocada por el polvo o las manchas de barro es fácil de eliminar con este tipo de cepillos. Bastará con frotar suavemente la superficie para que nuestros zapatos de ante queden como nuevos. 

Si no disponemos de un cepillo especial para zapatos de ante, podemos utilizar un cepillo dental suave, pero es mejor gastar un poco más y comprar uno pensado específicamente para esta piel. 

Toalla o paño húmedo

Una vez que tengamos bien cepillados nuestros zapatos es importante humedecer un trapo o una toalla vieja bien limpia para acabar de limpiarlos. Incide en las manchas que nos hayan quedado después del cepillado. ¡Quedarán como nuevos!

Agua micelar 

Sí, agua micelar. Este producto tan común en nuestro neceser para la limpieza de la piel y desmaquillarnos es la solución perfecta para la suciedad. Bastará con impregnar un algodón con agua micelar y aplicar sobre las manchas o las zonas más estropeadas. 

Manchas de grasa o aceite

Comer o cocinar con tus zapatos de ante puede aumentar la probabilidad de mancharlos con grasa o aceite. Para eliminar este tipo de manchas es importante seguir una serie de recomendaciones, ya que estas salpicaduras pueden estropear el calzado definitivamente.

Tenemos varias opciones, la más económica es presionar en la zona con un trapo húmedo, sin frotar, ya que extenderemos más la mancha. Después aplicamos polvos de talco y dejamos actuar al menos 12 horas. 

Si después de cepillar los restos de polvo no se ha ido la mancha, podemos utilizar un poco de desengrasante diluido con agua, pero te recomendamos esperar a nuestra segunda opción, ya que este producto es muy agresivo.

En los zapateros o tiendas de calzado podemos encontrar unas gomas especiales de borrar. Están fabricadas para eliminar las manchas de suciedad más rebelde, como la grasa y el aceite. Su precio no es elevado y, además, respeta el calzado. Después de aplicarla hay que cepillar los zapatos con el cepillo especial para así poder eliminar los restos de goma.

Manchas de humedad 

Sales a la calle con tus zapatos de ante y comienza a llover. ¡Qué desastre! El ante y las manchas de humedad no se llevan nada bien. Son las más difíciles de eliminar. Debemos evitar que la humedad provoque moho y malos olores, por lo que es importante aplicar una solución lo antes posible.

Si quieres arreglar este estropicio, lo mejor es que utilices tónica o gaseosa para frotar tus zapatos, solo por la zona donde veamos humedad. Con un trapo de algodón, secamos bien la zona y dejamos secar en un lugar fresco, sin exponerlo a la luz solar. 

Otro truco es utilizar bolsas antihumedad, donde colocaremos nuestro calzado durante unas horas. Absorberán el agua dejándolos como nuevos.

Rozaduras y otras marcas 

Con la goma de borrar especial de la que ya te hemos hablado también puedes eliminar las marcas de rozaduras al caminar o un pisotón accidental. En caso de no disponer de este producto, puedes utilizar una goma de borrar escolar, pero sólo si es del mismo color del calzado. 

Sprays específicos 

Existen aerosoles específicos para el calzado de ante. Hay multitud de opciones para cuidar los modelos de este material, desde spray reparador hasta sprays para manchas específicas. Desde Cortés Zapaterías nuestra recomendación es no abusar de este tipo de productos, ya que pueden ser muy agresivos para el ante. 

En caso de adquirirlos es importante atender a las recomendaciones del fabricante, ya que cada piel y modelo de zapatos es un mundo. Y no olvides leer atentamente las especificaciones del spray para comprobar sus componentes.

Otros cuidados para tu calzado 

Para aumentar la vida de nuestra piel de ante es importante tener en cuenta ciertas recomendaciones. ¡Te ayudarán a conservar tus zapatos como el primer día!

  • Spray impermeabilizante. Si quieres usar este tipo de calzado los días de lluvia, lo mejor es utilizar este tipo de aerosoles. Antes de comprar uno es imprescindible atender a las recomendaciones del fabricante para no estropear tus zapatos de ante.
  • Evita los espacios húmedos. A la hora de guardar el calzado, sobre todo cuando hacemos cambio de armario y pasan unos meses hasta que los volvemos a poner, es importante utilizar un lugar fresco y seco. 
  • Evita la luz solar. El ante sufre más con la luz solar que otro tipo de pieles. Evita exponer tu calzado de forma prolongada a la luz, ya que degrada los colores más rápido en materiales de ante.
  • Transporta tus zapatos en bolsas de tela. Cuando viajamos, debemos evitar llevar nuestro calzado en bolsas de plástico, ya que pueden ser agresivas con el ante, tanto por la condensación que pueden provocar en ambientes cálidos como por el roce.

Pon en práctica nuestros consejos para cuidar tu calzado de forma óptima. Lucirán como nuevos y aumentarás su vida útil. Y no dudes en consultar nuestro blog, tenemos siempre los mejores consejos para ti.

¿Aún no tienes un modelo de ante en el armario? En Cortés Zapaterías tenemos una amplia gama de calzado en nuestra tienda online, tanto para mujer como para hombre. Y no dudes en visitar nuestra tienda física, nos encanta ayudar a todos nuestros clientes a mimar sus pies.

¡Gracias por confiar en Cortés Zapaterías!

si te ha gustado, ¡comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr